Entre Castilla y Catalunya.

“Ni la prepotencia castellana desde la conquista de Hispania, ni los imperdonables errores de Catalunya, pueden justificar una toma de posición que dé la razón a una de las partes. El trato recibido por los grandes personajes de nuestra historia en común, se debería desmitificar, (reyes, presidentes, papas, obispos, santos, …) y explicar a nuestras generaciones venideras, las oscuras razones que llevaron, a unos y otros a hacer lo que hicieron. 

Castilla se hizo con la península por derecho de conquista, o por las manipulaciones políticas, como el del Tratado de Caspe. Catalunya pierde su hegemonía por cretinos como Jaime I, quien de conde pasó a rey desheredando así a Catalunya de su proyecto histórico. Castilla fue capaz de apoderarse de los pueblos y exterminar su cultura por la fuerza (mozárabes, pero españoles; judíos, pero españoles) mientras Catalunya fue capaz de alinearse con Inglaterra, de declarar la guerra a Francia con Castilla, de consentir que pasaran a cuchillo a toda una ciudad. Y todo por la incompetencia, la ambición, las intrigas, la codicia, y el egoísmo de unos personajes indeseables, bellacos, no merecedores de haber conducido a sus pueblos, y mucho menos de que la Historia los haya mitificado hasta el punto de que haya sido posible utilizarlos nuevamente, para volver a enfrentarnos, otra vez, a unos contra otros.

Una vez más he decidido escribir algunos momentos de esas historias, importantes en mi opinión, pensando en mis nietos, como ya hice anteriormente, puesto que la manipulación por uno y otro lado son deleznables. Este libro es para ellos.”

Volver a arriba