LA CASA DE ALBA

LA CASA DE ALBA

La Casa de Alba posee una de las fortunas más grandes de España, conformada por palacios, terrenos agrícolas, propiedades inmobiliarias, sociedades, participaciones bursátiles y una extraordinaria colección de arte. Su valor estimado, ya que muchas de sus posesiones tienen un valor incalculable, supera con creces los 60.000 millones de euros. Se calcula que posee unas 34.000 hectáreas, equivalentes a más de 170 veces el Principado Mónaco, muchas de ellas vestigio de los antiguos señoríos jurisdiccionales, que la familia conservó bajo su propiedad tras la supresión de los mismos.
En Catalunya no deberíamos olvidar que la “querida” duquesa de Alba Fitz-James, es descendiente del duque de Berwick, comandante en jefe de las tropas que destruyeron Barcelona (y Catalunya, claro está) el 11 de septiembre de 1714.

EDIFICIOS
Entre sus posesiones inmobiliarias destacan algunos de los castillos y palacios más relevantes del patrimonio histórico español, en su mayoría hoy integrados en la Fundación Casa de Alba.
-Palacio de Liria (Madrid) Edificio del siglo XVIII con 3.500 metros cuadrados en el centro de la capital española y vecino al Cuartel del Conde-Duque. Alberga la mayor parte de los fondos artísticos y documentales de la familia.
-Palacio de Monterrey de la Duquesa de Alba. En Madrid
-En Sevilla: el Palacio de las Dueñas, donde nacieron el poeta Antonio Machado, hijo del administrador, y Carlos Falcó y Fernández de Córdoba, Marquesado de Griñón V Marqués de Griñón y Marquesado de Castel-Moncayo XII Marqués de Castel-Moncayo, Grande de España.
-En Olivares se conserva el Palacio del Conde-Duque de Olivares, que hoy en día es la sede del ayuntamiento del municipio, vendido por la duquesa Cayetana de Alba, quien lo ha tenido en su poder hasta los años setenta cuando fue vendido, junto con las tierras que poseían, a particulares.
El Ayuntamiento de Olivares para solventar esta situación poco apropiada se marcó un objetivo preferente: intentar unificar y adquirir, en la medida de lo posible, la mayor parte del edificio. Se conseguirá unificar la zona central y parte de la zona oeste; el resto del palacio, aunque no es propiedad del Ayuntamiento, tiene un uso social para lo que está catalogado, y en Loeches, se conserva la portada de su palacio.
-Las fincas “La Pizana” en Gerena y “Las Arroyuelas” en Carmona.
-En El Carpio, provincia de Córdoba “La Hacienda Buena Vista”.
-En Loeches, provincia de Madrid: el Panteón Familiar de la Casa de Alba (inspirado en la Cripta Real del Monasterio de El Escorial.
-Monasterio de la Inmaculada Concepción (Loeches)
-En San Sebastián: el Palacio de Arbaizenea.
-En Segovia: el Castillo de Coca, cedido al Ministerio de Agricultura a cambio de su restauración.
-En Marbella: la finca (chalet) “Las Cañas”.
-En Marbella La Casablanca.
-En Ibiza: la finca “”S’Aufabaguera” y ”La Albahaca”” en Cala Salada.
-En Salamanca: el Palacio de Monterrey.
-En Salamanca: el Castillo de Miranda del Castañar.
-En Alba de Tormes: castillo Torre del Homenaje del Castillo de los duques de Alba
-En Larrodrigo, provincia de Salamanca: la finca Gallegos de Crespes.
-En Alba de Tormes, el Castillo de los Duques de Alba.
-En Calzada de Don Diego, provincia de Salamanca: El Castillo de El Tejado (Calzada de Don Diego) del siglo XIV.
-En Rivilla de Barajas, provincia de Ávila: el Castillo-Palacio de Castronuevo.
-En Piedrahíta (Ávila): el Palacio de Piedrahíta.
-En Barco de Ávila: el Castillo de Valdecorneja.
-En Soria: el Castillo de San Leonardo Yagüe.
-En Valdunquillo, provincia de Valladolid: el Palacio de los Osorio.
-En Liria, provincia de Valencia: el palacio de los Duques de Liria.
-En Híjar (Teruel): el Castillo-palacio de los Duques de Híjar.
-En Verín, provincia de Orense: el Castillo de Monterrey.
-En Monforte de Lemos, provincia de Lugo: el Castillo de los condes de Lemos y el Colegio de Nuestra Señora la Antigua.
-En Doncos, provincia de Lugo: el Castillo de Doncos.
-En Castro Caldelas, provincia de Orense: el Castillo de Castro Caldelas.
-En Puentedeume, provincia de A Coruña: el castillo de Andrade.
–En Moeche, provincia de A Coruña: el Castillo de Moeche.
Ante el deterioro del Palacio del Conde de Aranda (Épila) y la obligación de conservación del edificio declarado patrimonio, en 1998 con ocasión del bicentenario de la muerte del siglo X conde de Aranda, fue cedido al pueblo por el precio simbólico de una peseta, previo desalojo de la colección de pinturas, muebles, vajillas, carruajes y de trajes del rey Alfonso XIII de que custodiaba y la cesión de sus archivos a la diputación provincial de Zaragoza.
-En Girona, el Monasterio de San Pere de Rodes, cedido a la Caixa de Barcelona a cambio de su restauración.

PROPIEDADES AGRICOLAS

Los terrenos que la casa ha destinado a la explotación agrícola están administrados por sociedades de las que son accionistas los miembros de la familia, destacando Euro Explotaciones Agrarias S. A., Eurotécnica Agraria S. A. e Inversiones Princesa, S.A., todas domiciliadas en el Palacio de Liria.
Por concepto de cultivos, las sociedades reciben subvenciones por parte de la Política Agrícola Común de la Unión Europea.
Aunque España es uno de los países de la UE que no publica datos acerca de estas ayudas, exceptuando las comunidades de Castilla-La Mancha, Extremadura y Andalucía, a partir de esos únicos datos publicados, se ha podido corroborar que entre 2000 y 2002 las explotaciones agrarias de los Alba recibieron ayudas por importe total de 18.00 millones de euros. ([https://archive.is/20120629032335/actualidad.terra.es/internacional/articulo/espana_pac_bruselas_1196736.htm).
España no publica la lista de beneficiarios de la PAC pese a la recomendación de Bruselas. El propósito que la familia da a parte de estos recursos se resume en la mejora de la producción y cabe destacar que parte de los procesos productivos, se llevan en su gran mayoría por trabajadores, siendo una destacable fuente de empleo para los lugareños colindantes a sus fincas. Actualmente la Casa de Alba recibe una subvención por parte de la UE de 30 millones de euros anuales. Debe ser que las subvenciones europeas no tienen en cuenta si hay patrimonio detrás para sostener las explotaciones. Por mucho trabajo que generen, son esos trabajadores los mismos que pagan la subvención al ser ciudadanos europeos. Eso sí, el beneficio neto de la explotación se lo queda la Casa de Alba, que sabe dónde invertirlo. Vaya vergüenza, que tan alta estirpe tenga que mendigar anualmente a la UE el dinero del “populacho” para sostener sus explotaciones agrícolas.
La casa ha sufrido la expropiación de algunas propiedades y cesiones a lo largo de su historia. En septiembre de 1999 la Junta de Extremadura expropió por interés social las fincas Cabra Alta y Cabra Baja en la provincia de Badajoz, que eran explotadas desde 1940 por una asociación de arrendatarios de la localidad de Zahínos (Badajoz). La Cayetana Fitz-James Stuart Duquesa de Alba recibió 400 millones de pesetas (2,404.048 euros) en concepto de indemnización.

COLECCIONES DE ARTE

Palacio de Liria:
Tiziano (060.jpg|thumb|right|250px|’)
Fernando Álvarez de Toledo y Pimentel.
El Gran Duque de Alba, en un valioso retrato al óleo. Considerado por largo tiempo como obra de Tiziano, ahora se atribuye a Antonio Moro.
Francisco de Goya: ”La Duquesa de Alba en blanco” cuelga de una de las paredes del Palacio de Liria.
La Duquesa de Alba en el Palacio de Liria, frente al cuadro de su antepasada, la XIII Duquesa de Alba.
La colección de arte de la Casa de Alba es una de las más grandes de España, aunque por diversos avatares no conserva todos los tesoros que pasaron por ella.
El espléndido Palacio de Liria, en Madrid, contiene la mayor y más valiosa parte de la herencia cultural de los Alba. Más de 30.000 libros conforman la biblioteca, destacando la famosa Biblia de Alba de 1433, primera traducida al Idioma castellano y 21 documentos autógrafos de Cristóbal Colón. En la pinacoteca lucen pinturas de Tiziano, Rubens, Francisco de Goya, Murillo, El Greco o Rembrandt -del que conserva uno de los 15 paisajes que pintó a lo largo de su vida-.

También es digno de mención que todo el jardín del Palacio de Liria se encuentra sembrado de estatuas y tumbas de animales.
La pinacoteca fue iniciada por Fernando Álvarez de Toledo y Pimentel. En esa época, la documentación mencionaba obras de Domenichino, Cristofano Allori, Orazio Gentileschi, José de Ribera, Diego Rodríguez de Silva y Velázquez Rafael Sanzio, Rafael, o Antonio Allegri da Correggio.

Más tarde, en el siglo XVIII, ingresaron importantes lienzos encargados a Anton Raphael y, gracias al mecenazgo de María del Pilar Teresa Cayetana de Silva y Álvarez de Toledo, la XIII Duquesa de Alba, amiga y modelo de Francisco de Goya, se enriqueció con varios lienzos de este artista, entre los que destaca la obra María Teresa de Silva Álvarez de Toledo, ”La Duquesa de Alba en blanco”, una de las más populares y reconocidas pinturas de la colección de la Casa de Alba. El fallecimiento de la XIII Duquesa produjo el desmembramiento de casi toda la pinacoteca: algunas obras fueron expropiadas y pasaron a manos de Manuel de Godoy y otras las legó la duquesa a diversos allegados. Por ello, la colección perdió joyas esenciales como la ”Venus del espejo” de Velázquez y la ”Madonna de Alba” de Rafael Sanzio; y el nuevo duque Carlos Miguel Fitz-James Stuart y Silva apenas recibió una treintena de obras.
De todas formas, este duque adquirió en un largo viaje por Europa múltiples piezas italianas, de Fra Angelico (”Virgen de la granada ”), Perugino, Tiziano y otros maestros, y encargó pinturas a Ingres y esculturas a José Álvarez Cubero y Antonio Solá. La colección se completó en el siglo XX con algunas obras inglesas (Joshua Reynolds, George Romney), que se sumaron a retratos de Federico Madrazo, Joaquín Sorolla, [[Ignacio Zuloaga y [[Carlos Sotomayor (pintor) mayormente hechos por encargo.
La duquesa Cayetana Fitz-James reforzó la colección de manera muy relevante con ejemplos del impresionismo francés adquiridos cuando no eran aún demasiado caros: Pierre-Auguste Renoir, Henri Fantin-Latour, Eugène Boudin. También sumó a otros autores: Francesco Guardi, Camille Corot, Pablo Picasso, Salvador Dalí, Marc Chagall… Tras el fallecimiento de la duquesa Cayetana varias de estas obras se han repartido entre sus herederos, y algunas se han vendido; es el caso de la importante tabla de Fra Angelico, adquirida por el Museo del Prado en enero de 2016.