LEYENDAS GALLEGAS. EL TARDO.

LEYENDAS GALLEGAS. EL TARDO.

UNA MANERA DE ACABAR CON EL INSOMNIO.

   Esta especie de Trasno es, según algunas versiones, un ser peludo y de color verde. Es similar a un trasno pero mucho más malévolo. Es un ser pequeño, peludo, con muchos dientes, de color verde, con los ojos redondos y negros; tiene barba y usa un traje muy viejo y roto. Es muy cobarde, y nada inteligente. Aunque tiene un tamaño muy pequeño, pesa mucho. Aprovecha la oscuridad de la noche para entrar en las casas de los que están durmiendo, y así, sentarse sobre su pecho provocándole unas pesadillas terribles y dolor en el pecho, como si tuviese una gran pena dentro. Para librarnos de este molesto ser, basta con que dejemos un cuenco lleno de grano en la cocina. Como es muy curioso, irá a ver el cuenco y empezará a contar los granos. Como solo sabe contar hasta diez, al llegar a este número se pierde y vuelve a empezar. Está así toda la noche y cuando se hace de día el tardo va a seguir al lado de la cuenca, entonces lo cojemos y lo echamos fuera de nuestra casa. Ese molesto ser ya no volverá a entrar más en nuestro hogar.